Hay que educar a las madres para combatir la desnutrición infantil

Lunes, 14 de Septiembre del 2009

 

En un foro que se realizó en Washington sobre “Negocios con la Base de la Pirámide y La lucha contra la Pobreza, Hambre y Desnutrición”, Alicorp participó, por invitación del Banco Mundial, para dar a conocer los logros de su Programa de Educación en Nutrición “Recuperar”.

En el foro se dieron cita representantes de multinacionales como Nestlé, Unilever y Pepsico, así como de las empresas indias Yes Bank y Britannia. Ellos aplaudieron el modelo del programa “Recuperar”, ya que demuestra que la desnutrición infantil se puede vencer educando a las madres. El expositor fue Juan Manuel Arribas, gerente de Responsabilidad Social de Alicorp, quien nos brinda detalles sobre Recuperar en la siguiente entrevista.

¿Qué es para Alicorp la Responsabilidad Social Empresarial?

El ser socialmente responsable es uno de los pilares estratégicos que soportarán la obtención de los objetivos de la empresa al 2015. No existen compañías fuertes y con proyección internacional que vengan de países débiles o con estructuras sociales poco sostenibles. Es así que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es parte estratégica de nuestra gestión del negocio.

¿Cuándo inician las acciones de Responsabilidad Social Empresarial?

 Si bien el área de Responsabilidad Social en Alicorp se creó hace más de un año aproximadamente, esta compañía ha actuado responsable y éticamente desde su concepción. Todo el personal de la empresa está comprometido con la RSE, desde la alta dirección hasta el personal operario. Desarrollamos una gestión responsable en los aspectos productivos, laborales, sociales y ambientales en las comunidades en donde operamos.

Nuestra Política de RSE gira entorno a dos temas fundamentales: la gestión ética y responsable y la inversión social. En cuanto a la gestión ética y responsable, quiero informar que el Reporte de Sostenibilidad de Alicorp, a través del cual se informa los resultados económicos, ambientales y sociales de la compañía, obtuvo la “Calificación A” del Global Reporting Initiative (GRI), entidad con sede en Holanda y la más reconocida mundialmente en el ámbito del desarrollo sostenible. Con ello, Alicorp se convirtió en la primera empresa peruana de alimentos en recibir dicha calificación tras haber sometido voluntariamente su Reporte de Sostenibilidad a una evaluación internacional. En Inversión Social, estamos focalizados en combatir la desnutrición en niños y niñas de cero a 3 años de edad.

¿Por qué la inversión social se Alicorp se ha focalizado en a desnutrición infantil?

En el Perú tenemos un índice de desnutrición crónica en menores de 5 años de 24.2%, según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) del INEI realizada al primer semestre del 2009, bajo el patrón de la OMS. Es conocido científicamente las terribles e irreversibles consecuencias de la desnutrición infantil crónica en niños menores de 3 años en el futuro cada sociedad. Se trata de niños que no van a poder desarrollar adecuadamente su cerebro porque casi la totalidad de las conexiones neurológicas se dan en estos primeros 3 años de vida, y esto trae consecuencias trágicas en la edad escolar y laboral. Son niños que no van crecer físicamente a plenitud y probablemente van a ser niños o jóvenes enfermizos. Es por ello que la desnutrición infantil es un tema que nos preocupa y queremos contribuir en eliminarla.

En ese sentido, ¿cómo actúa el Programa de Educación en Nutrición Recuperar?

“Recuperar” educa a las gestantes y madres de niños o niñas menores de tres años en los buenos hábitos de la alimentación. Numerosos estudios demuestran que el mejor camino para luchar contra las terribles consecuencias de la desnutrición infantil es la educación a la madre, basada en una adecuada cobertura de servicios de salud y de agua potable. Si se quiere luchar contra la desnutrición infantil se debe educar a las madres.

¿Qué otros aspectos enseñan en este programa?

En este programa se educa a la madre en su propio lenguaje y de manera muy gráfica, también se le enseña habilidades culinarias para crear platos novedosos, económicos y nutrititivos con insumos locales como la pota, camote relleno de anchoveta, camote relleno de sangrecita, torrejitas, ceviche, cau cau de pota etc. 

También se les enseña a lavarse las manos siempre, a tratar el agua con la que se va a cocinar o tomar, a manejar a los animales dentro de la casa, a prepararse para la gestación, a llevar un buen embarazo, a tener acceso a temas básicos de salud y de salubridad, a mejorar la cocción de los alimentos entre otros aspectos.

A los niños recién nacidos les hacemos un análisis de peso, talla, heces y sangre para descartar anemia y parásitos; y si los tienen, el programa les brinda un tratamiento personalizado al niño para eliminar los parásitos, se recuperen y beneficien de los conocimientos que su madre va adquiriendo.

¿Cuánto tiempo tiene este programa?

Recuperar se inició en 2005 en asociación con Cáritas del Callao. Estamos trabajando directamente en los Asentamientos Humanos de Pachacutec (Ventanilla - Callao) zona con 200,000 habitantes. En estos años también hemos llevado el programa a Carmen de la Legua, Boterín, Gambeta y Márquez (Callao).

¿Cuáles han sido los avances?

En un año, en los Asentamientos Humanos de Pachacutec logramos reducir el número de niños con anemia de 38% a 13%; el número de niños con parásitos pasó de 38% a 14%; el número de niños con desnutrición aguda pasó de 3.8 a 0.5%; mientras que los niños con desnutrición crónica bajaron de 36% a 20%. Estos resultados nos llenan de satisfacción, por ello vamos a seguir manteniendo el programa y difundir estos conocimientos en todo el país para que lo conozcan y puedan replicarlo.

¿Cuáles son sus próximos planes?

Si bien es cierto que ya hemos recuperado de algún tipo de malnutrición a 2,631 niños y capacitado a 1,400 madres, estas cifras siguen siendo aún pequeñas y por eso estamos realizando campañas masivas a través de RPP y CPN Radio, brindando consejos nutricionales a las madres del Perú.

Sabemos que también contribuyen en la lucha contra la desnutrición fortificando los alimentos que producen y comercializan.

Así es. Por citar algunos ejemplos, fuimos los primeros en el Perú en fortificar las harinas de trigo y sus derivados (galletas y pastas) antes que sea exigido por ley. Fortificamos los fideos Lavaggi con 10 vitaminas y minerales. Todas las presentaciones de nuestra “Soyandina” están fortificadas con vitaminas y minerales. Hemos disminuido en 80% las grasas trans en galletas y estamos trabajando para llegar a reducirlas al 100%.